La búsqueda de la frase estrella para ligar

Siento una enorme curiosidad por esos artículos cuyos enlaces proliferan en los muros de Facebook y que versan, entre otros asuntos, sobre los motivos por los que los solteros/as se vuelven más exigentes a la hora de buscar pareja, las características de los solteros/as empedernidos/as o qué se valora más en un chico o una chica.

No sé si esta curiosidad se debe a mi interés por las ciencias sociales, como jurista y economista o, a motivos menos académicos y más mundano. El caso es que tras leerlos no paro de hacerme preguntas como qué fundamento tienen estas afirmaciones, a quién habrán tomado de muestra o qué evidencias tienen para hacer estas generalizaciones.

Esta semana leía uno sobre las características buscadas en y por las chicas y los chicos. Daba porcentajes sobre las preferencias y argumentaba con evidencias estadísticas muchos de los tópicos y contratópicos que recogía y señalaba que habían encuestado a más de 9.000 personas. Al finalizar, más que sorprendido, no dejaba de pensar en el esfuerzo ingente que había detrás y se me ocurrió un nuevo estudio para estos investigadores y que puede ser de gran utilidad para muchos /as jóvenes y no tan jóvenes. Se trata del diseño de una fórmula o frase con la que entablar conversación – y lo que surja –, sin ser grosero ni intimidar, con alguien que te gusta y no conoces.

Veréis, os pongo en situación. Primera hora de la mañana, voy en el metro leyendo Twitter en el móvil, Historias del Calcio de Enric González en el Kindle y un tema de Derecho Civil y se sienta a mi lado una chica que me llama la atención y que termina de encandilarme cuando veo que va leyendo Guerra y Paz, pero cómo le invito a tomar un café o le digo algo sin molestarla ni intimidarla. O qué le podrías decir a esa veinteañera de rizos que pasa sonriente el micrófono en la conferencia, o a la camarera tan simpática que no para de sonreírte mientras te pone el café. Seguro que os ha pasado y no habéis sabido qué decir a ese chico o esa chica, pero ahora estos investigadores pueden ayudarnos.

Uno de mis compadres se jactaba de haber descubierto la frase estrella con la que acercarte a una chica en una discoteca a altas horas de la madrugada. Explicaba, muy digno, que sólo tenías que ponerte a su lado con una piedra de hielo de la copa en la mano, hacer fuerza y romperlo – probad, no es nada fácil – y decirle “Ahora que he roto el hielo, ¿qué quieres que hagamos?”. Dudo del porcentaje tan alto de éxito que él afirmaba que tenía, pero no niego que es una técnica graciosa.

Anécdotas aparte, pido a estos investigadores que se solidaricen con los miles de personas, como yo, que no han encontrado una frase estrella con la que ligar. Si os parece podemos abrir un proceso de crowdfundind para recaudar los fondos necesarios, conozco ya varios interesados e interesadas.

Si me lo permiten, voy a darles un consejo. Creo que igual que cada zapato tiene su horma, cada persona tiene su frase, es decir, en un recital de poesía lleno de culturetas y hipsters puede que te funcione una cita de Sartre o Camus, pero el porcentaje de éxito de la misma en una Goa un domingo por la tarde en Fabrik se reduce casi a cero. Así que lo mejor es que diseñen una fórmula donde cada uno pueda combinando las variables clave y teniendo en cuenta sus puntos fuertes llegar a la frase estrella a utilizar dependiendo de la persona, el momento, y el lugar.

3 comentarios en “La búsqueda de la frase estrella para ligar

  1. ¡Esto me huele a mucha hambre acumulada, y mira que me causa extrañeza que un erudito como tú tenga problemas para crear frases, ¿no será por falta de recursos? Sr. José Luís! jajaa ¡aah! y lo del colega que rompe el hielo no me lo creo, un cubito solo, ni de coña, Hulk a lo mejor. ¿y digo: es la misma necesidad en mujeres como en hombres, encontrar la bendita frase? Yo creo que no, pienso que a la chicas no les es tan necesario, pues creo que si se atrevieran a pronuncian cualquier palabra dirigiéndose a un chico, aparte de la sorpresa (por parte de este), creo que sería respondida afectuosamente, -en el mejor de los casos- ¿que chico no se sentiría alagado, y en algún caso ruborizado? Creo que este juego que propones, que para eso está el scrable, es más bien para encubrir esa timidez innata al rechazo que nos suele acompañar a casi todos los tíos que tenemos al dirigirnos al género femenino, y que ahoga a el motor en el arranque preciso, mi opinión es que no hace falta una frase prefijada, sino decisión, imaginación, simpatía y naturalidad, y como bien dice el buen amigo Eliadosom: Un “Hola, ¿qué tal?”, queda de lo más vistoso. “¡¡Luego fluye como el agua!!” Saludos amigo.

    Me gusta

  2. Si, pienso como Ramón, las mujeres siempre lo hemos tenido mas fácil, por lo menos a las de mi generación, hoy en día no se como andará la cosa, no obstante, pienso que es tan fácil como dejarse llevar, dejar la timidez en la puerta de casa cuando sales, y lanzarte a hablar, es cierto que te encontraras con algún rechazo, pero ella se lo pierde, por que está claro, que tomar unas cañitas contigo, tiene ser realmente entretenido. Con toda la cuerda que tienes con las teclas del ordenador, piensa que en persona es lo mismo. Animo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s