Reflexionando sobre el futuro de la socialdemocracia.

Daniel Bell sostiene en su obra El fin de la ideología (1960) –incluido por la revista Times entre los 100 libros más influyentes de la segunda mitad del s. XX – la idea de que la historia y la ideología han llegado a su fin y el capitalismo ha triunfado. En el mismo sentido, Francis Fukuyama en su archiconocido libro El fin de la Historia y el último hombre (1992), defiende la teoría de que la historia humana como lucha entre ideologías ha concluido, y se ha dado inicio a un mundo basado en la política y la economía de libre mercado.

Nunca he creído que las ideologías hubiesen muerto, detrás de cada decisión política hay ideología. Así, os recomiendo encarecidamente la lectura de Derecha e Izquierda (1994) de Norberto Bobbio. En este texto, aún vigente – a pesar de haber transcurrido dos décadas –, el filósofo italiano mantiene la pervivencia de la izquierda y la derecha y se adentra en su núcleo teórico para caracterizar ambas ideologías.

No obstante, es innegable que tanto la izquierda como la derecha, atraviesan una importante crisis. Desde la caída del muro y del socialismo real en 1989, la izquierda y la socialdemocracia se están viendo obligadas a adaptarse y redefinir muchos de sus postulados y dar respuesta a los nuevos retos globales. Tampoco, la derecha atraviesa su mejor momento, el historiador británico Eric Hobsbawn ha señalado que el colapso económico de 2008 es una suerte de equivalente de derechas de la caída del muro de Berlín.

Como socialdemócrata convencido, vengo desde hace tiempo intentado estudiar y dar respuesta a muchos de los interrogantes ideológicos que se plantean en el socialismo democrático en Europa. Entre otras – numerosas – cuestiones, debemos pensar sobre la función redistributiva del gasto público, las reformas fiscales, la sostenibilidad y financiación de los servicios públicos, la inmigración, la integración europea, la austeridad, la desregulación de los mercados financieros, el papel del Estado frente a los mercados, la relación con el feminismo, la defensa de los derechos humanos, el gobierno abierto y la socialdemocracia…

En este contexto, he decidido emprender la publicación de varias entradas sobre la crisis y el futuro de la socialdemocracia. Trataré en algunas de ellas de exponer las alternativas que se nos ofrecen y, en otras, voy a someter a un pequeño cuestionario sobre el tema a distintas personas que pueden ayudarnos a reflexionar. Además, te invito, si estás interesado o interesada a que participes.

Un comentario en “Reflexionando sobre el futuro de la socialdemocracia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s