Brevísima opinión sobre el potencial de las cooperativas y su integración.

No voy a descubrir la pólvora alabando las bondades del sistema cooperativo en el sector agropecuario. Es indudable que, con mercados cada vez más difíciles y globalizados, las cooperativas permiten a los agricultores y ganaderos aumentar su poder de negociación, mejorar la competitividad y favorecer su internacionalización.

No obstante lo anterior, considero que no haríamos la mejor explotación posible de las cooperativas si sólo las utilizásemos como medio para ganar competitividad y mejorar la posición negociadora de los agricultores con respecto a los clientes y los proveedores. Éstas deben aprovecharse, también, para generar sinergias entre distintos servicios o productores, aportar asistencia técnica –económico, financiera, jurídica…–, formar e informar a los socios, facilitar la introducción de nuevas técnicas y tecnologías y difundir conocimientos que mejoren la eficiencia productiva de las explotaciones asociadas.

Particularmente, en el caso extremeño –replicable a otra regiones– debe apostarse por la integración –de manera voluntaria– de las cooperativas de primer grado en cooperativas de segundo grado. Es esencial ganar tamaños y capacidades a lo largo de la cadena de valor. Así, es conveniente favorecer y alentar, sin imposiciones, las integraciones verticales y horizontales. Siendo conscientes de que alguno de nuestros problemas competitivos están relacionados con la escala de nuestras empresas y cooperativas. Nada nuevo bajo el sol.

Por último, y sin ánimo de extenderme, pienso que debemos, en muchos casos, dejar de fijarnos como marco referencial el mercado nacional, para establecer como punto de referencia el mercado comunitario y así aprovechar los múltiples beneficios que se derivan de nuestra integración europea. De esta forma, sería conveniente estudiar y valor las posibilidades de integración y colaboración con cooperativas de otros Estados Miembros. El sistema cooperativo debe hacer uso de las herramientas y resortes que el ordenamiento comunitario le ofrecen, para mejorar su competitividad en los mercados internacionales, sobre todo en el asiático y en el americano, y permitir la transmisión de tecnologías y técnicas entre productores de distintas regiones europeas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s