A mi abuela Laura

IMG_9505

Maldita sea esa enfermedad llamada los cuerpos de Levy. Esa demencia nos ha privado de poder disfrutarte en plenitud de facultades. Ya tiene que ser fuerte para poder contigo. No obstante, a pesar de que los últimos tres años te has ido deteriorando, una sonrisa tuya o unas palabras nos colman de alegría.

Siempre fuiste una mujer con una fortaleza tremenda, entregada a tus asuntos y con una sabiduría popular que muchos quisieran para sí.. No sé si lo sabes pero tus expresiones son famosas entre mis amigos e incluso me han servido para titular algún post. ¡Qué valiosa es toda esa cultura popular que nos trasmitiste! Lo que somos hoy, mi hermana y yo, te lo debemos en parte a ti, que tanto nos cuidaste en nuestra niñez. Desde luego, quien dice eso de que los abuelos malcrían a los nietos no conocía tu mano firme y tu rectitud.

IMG_9504Naciste a principios de los años veinte del pasado siglo, sufriste los estragos de la guerra y viviste muchos años bajo el yugo de una dictadura. No tuviste, ni por la época ni por ser mujer, muchas oportunidades de ir al colegio, aunque como nos contaste muchas veces no se te daba nada mal. Te toco trabajar desde bien joven, servir como tú decías, porque aquellos trabajos estaban bastante alejados de lo que entendemos por una relación laboral y, efectivamente, eran más bien servilismo. Afortunadamente, conociste una España mejor y disfrutaste de una plácida vejez hasta los 91 años. Nunca te jubilaste porque no parabas de atender a tus nietos o coser.

Anda que no nos hemos reído juntos. Los almuerzos eran siempre una fiesta. Comenzábamos a comer y, acto seguido, a contar anécdotas y reír. Mi madre temerosa de que nos atragantáramos, nos reñía, sobre todo a ti, y le respondías entre sonoras carcajadas “sí, hija, que yo soy de gañote estrecho”. Te tomábamos mucho el pelo y tú siempre con tu buen humor, que no estaba reñido con un fuerte carácter.

Abu, ¿qué habría sido de mi sin ti? Estoy seguro de que aún sigues percibiendo nuestro cariño y nuestras palabras, por eso te escribo esto, para que mi madre te lo lea y tomes fuerzas para vencer esa insuficiencia respiratoria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s