El descenso del Estu, ¿una nueva oportunidad?

estu-murcia

Hoy, tras la derrota ayer con el UCAM Murcia, puede consumarse el descenso del Estudiantes a la Liga LEB, a falta de dos jornadas para la finalización de la ACB, si el Obradoiro se impone al Iberostar Tenerife y el ICL Manresa gana en Bilbao. El desastre tanto tiempo anunciado.

Los que bebéis habitualmente en la barra de este bar ya sabéis que el que escribe es un tifoso del Estudiantes, un demente. No es el mejor días, pues. Sólo he derramado lagrimas por sucesos deportivos en dos ocasiones. La primera, en 1996, cuando Miguel I de Navarra y V de Francia se dejó su sexto Tour en las rampas de Hautacam. La segunda, el 6 de mayo de 2012, cuando como el colofón a una desastrosa temporada, una derrota, también, contra el Murcia consumó el primer descenso a la LEB de Estudiantes.

h7c98591.jpgLa historia de aquel descenso es que lo que perdimos en la cancha, nos lo dieron en los despachos, tras la renuncia a su plaza del Iberostar Canarias. Nos ganamos una vida extra que no hemos aprovechado. Fue un mal parche para la herida que arrastra el club desde que se vio abocado a declararse en concurso de acreedores. Sólo a título informativo, parece difícil que este año pueda gozarse de una segunda vida extra, ya está pactada una plaza con el Ourense y hasta el ministro Méndez de Vigo se ha pronunciado a favor de suavizar los requisitos con el fin de que pueda haber premio para los equipos LEB que consigan subir.

Desastrosas planificaciones, fichajes fallidos, bailes de fichas, soluciones desesperadas que nunca fueron tales han sido la tónica de estas temporadas. Sin ir más lejos, este curso no somos ni de las plantillas más flojas ni de las que tienen menos presupuesto, los problemas son otros. No confiamos el banquillo a Cuspinera. Se frustró la adquisición del pívot Ike Ofoegbu, al no presentarse a tiempo a los entrenamientos. Se trajo para sustituirle al internacional serbio Stimac, que a los tres partidos se marchó al Estrella Roja. Sólo seis partidos duró, el fichaje estrella, Tony Mitchell, un partido más, Zach Graham, y dieciséis encuentros estuvo el alero Brandon Thomas. Estos son algunos ejemplos del desastre, de la perdida de nuestra identidad. La parte positiva, que siempre hay que verla, ha estado en el gran papel de los canteranos, Juancho Hernangómez, Darío Brizuela, Jaime Fernández y Edgar Vicedo.

garibaldi-estudiantes--644x362
Garibaldi, el esqueleto que es símbolo de la afición estudiantil.

Ya lo he escrito antes aquí. Me gusta el Estu porque soy un romántico, porque como dice Guille Ortíz “ganar es de horteras”, “porque ser de los que ganan es muy fácil, ser del Estudiantes es mucho mejor”, por sus equipos en todas las categorías inferiores –masculinas y femeninas–, porque no tiene cheerleaders y, sobre todo, por su filosofía de equipo de patio de colegio. No quiero que el equipo del Ramiro deje de ser colegial, que se doblegue y domeñe por la lógica del mercado y que sea víctima del nuevo deporte en el que los sentimientos están sometidos a la regla de la oferta y la demanda.

No me he caído de un guindo. Sé que en la LEB es difícil subsistir. Los patrocinadores se marcharán en desbandada y las dificultades económicas serán fuertes. No obstante, es el momento para que la masa social estudiantil tome un papel preponderante. No es un drama descender si a cambio recuperamos nuestro estilo, nuestros valores, nuestra cantera o el romanticismo del basket de los patios del Ramiro. Que queréis que os diga, prefiero eso mucho antes que seguir atado a contratos con Movistar que no han resuelto nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s