Los últimos días de nervios y agobios

FullSizeRender (3)

La falta de tiempo manda. Lo siento. Sólo quedan DIECIOCHO días, pero no quería dejar de contaros cómo son los últimos momentos antes de un examen en el que tienes que llevar en la cabeza para recitar –cantar, en el argot opositoril­– más de doscientos temas–sí has leído bien 200–.

Todas las horas del día no son suficientes para mirarte y repasar los temas. Duchándote cantas artículos, comiendo repasas mentalmente aquello del tema 25 que cambiaron en octubre o intentas recordar la fecha de aquella modificación de la Ley Orgánica del Poder Judicial que siempre te baila. Estás estresado e irascible. No te apetece charlar ni que nadie te moleste. Sólo estudias, comes –si tu estomago te lo permite–, duermes, das algún paseo para descomprimir la mente, ves las redes sociales como forma de escape y deseas continuamente tener suerte. Por supuesto, no ves los partidos de la selección y pasas absolutamente de los debates y las luchas de la campaña electoral.

Es importante mantener controlados los nervios y el estrés, matar los pensamientos negativos que de vez en cuando te sobrevienen y desconectar en algún momento para descansar y dormir. Estos son días angustiantes y desesperantes. Por un lado, deseas que pase cuanto antes el examen, pero por el otro, desearías tener algo más de tiempo para repasar las malditas servidumbres.

Siempre con el apoyo y los ánimos de los incondicionales como mi madre haciéndome llegar, hoy mismo, la taza que veis en la foto que acompaña el post; mi amigo Víctor mandándome un video motivacional; el del Marques de Barreda con sus continuos vaciles y chanzas, ahora no me contesta a nada porque cree ser agente del CNI; el de mis queridos Dani y Julio enviando whatsapp de ánimo; el de Agustín Plaza tomando un café que te recarga las pilas cuando ya parece imposible; el de Lola, entendiendo una situación que hasta para mi, a veces, resulta inaceptable; el de Germán motivándome con planes futuros; y el de tantos otros que llevan empujando conmigo todo este tiempo. Son sus fuerzas las que en muchos momentos te hacen poder continuar.

No queda nada. El sueño está más cerca. Alea iacta est.

2 comentarios en “Los últimos días de nervios y agobios

  1. ojala y tanto esfuerzo de los resultados esperados, de todas formas es agradable contar con tantos amigos que estan pendiente de que todo salga bien,,, eso solo,, ya es algo bueno

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s