Una caída que produce heridas y deja cicatrices

Este es el post que jamás habría querido publicar. Es triste y me va a costar horrores llenar las líneas por la desazón y la falta de fuerzas. No obstante, considero que os lo debía, porque ayer me colapsasteis el móvil, porque no habéis parado de darme ánimos, y porque hay que ser honestos y contar también lo malo, las derrotas y los fracasos. Además, es buen inicio para la terapia llorar palabras en WordPress.

Sí, como imaginas, ayer, en el examen, no fue bien. Cuando ya había comenzado y estaba cantando los temas, según mis preparadores y el propio tribunal, muy bien, el cerebro se me apago y no pude seguir. ¡Maldita sea, me quedé en blanco!

Me pasó como al ciclista que tras preparar concienzudamente el Tour y tener buenas sensaciones, en uno de los puertos le da una pájara y las opciones de triunfo se van al garete.

Esta caída produce heridas y deja cicatrices. Todo estaba tan de cara y las sensaciones eran tan buenas que parece inexplicable. Pero como dice Harvey Specter protagonista de la serie sobre abogados Suits, “winners don´t make excuses when the other side play the game”. Así que no voy a poner excusas, esto es parte del juego, parte de los riesgos de la oposición, de jugarte todo a una carta. Sí, verdaderamente es una putada porque llevaba los temas bien, pero este era el juego y me toco perder.

Ahora sólo queda quitarse la sensación de fracaso, levantarse y seguir. Ya sabéis que no soy de los que bajan los brazos. Perdonarse por el fallo y no lamerse las heridas. No sé qué voy a hacer con mi vida, tengo varios proyectos encima de la mesa y nunca faltan cosas que hacer.

También, disculparse con todos aquellos que tenían su confianza depositada en mi y los he defraudado. Asimismo, dar las gracias a mis padres, que han sufrido y sufren tanto como yo; a mi hermana, porque es genial; a Lola, que también es genial y ha estado tirando del carro; a mis preparadores, que me cuidaron hasta el final; a mis amigos, porque nunca fallan; y a todos los que habéis estado ahí.

8 comentarios en “Una caída que produce heridas y deja cicatrices

  1. ¿ Que seria de nuestra vida sin las caidas ?. Es lo que nos enseña a levantarnos y a forjar nuestra personalidad y nuestro caracter. ¿ Cuantas veces cuando somos pequeños nos caemos y caemos y caemos y volvemos a caer pero nos volvemos a levantar y levantar y levantar y asi aprendemos como se hace ?. ¿ Cuantas veces cuando aprendemos a montar en bici, no nos hemos pegado piñazos enormes , roto algun hueso y disgustos a nuestros padres ? …. Pero eso nos enseña a saber como levantarnos nuevamente. Yo te conozco y eres mi amigo hace mucho tiempo. Asi que te digo lo mismo que le digo a mis hijos cuando se caen . ¡ HAY QUE LEVANTARSE Y CONTINUAR . ESO TE HARA MAS FUERTE !. ( No has perdido nada, ¡ Has aprendido a ganar en la proxima batalla ! ). ¡ ADELANTE !………. 🙂

    Me gusta

  2. Indudablemente estarás desmoralizado y no pasa nada porque te lamas las heridas un tiempo, es lo lógico; pero tú eres fuerte y la vida de opositor es, desde mi punto de vista y sé que el recuerdo no me traiciona, una pesadilla que parece no tener fin. Yo se lo puse cuando me obligaron por no convocar más las de penales pero busqué otras opciones y no siento agobio por ” lo que pudo ser”. Sí tengo claro que todos tenemos un camino que trillar y el tuyo se irá construyendo día a día. Ten fe y confianza. Y sobre todo, sé feliz. El resto , ya llegará. Un abrazo.

    Me gusta

  3. Querido José Luis no defraudas a nadie. ¡Ni más faltaba! Las caídas hacen parte de la vida, sin ellas no podemos crecer ni mucho menos mejorar, nadie dijo que el camino al éxito sería fácil, no lo es, por eso, con todo mi cariño, vuelvo y te repito mis palabras de ayer: “La forma más segura de tener éxito es intentarlo una vez más”, así que pa’ lante es pa’ llá! Seguiremos entonces, desde aquí, o desde allá, apoyándote en las buenas y no tan buenas. Te mando un abrazo muy fuerte, del alma.

    Me gusta

  4. Una y mil veces caí, una y mil veces me levanté.
    Siempre quise ganar y me supe capaz, y ese fue mi acicate.
    Y una vez que triunfé, el camino fue sólo el camino; eso sí, pleno de experiencias y conocimientos.
    Abrazos, amigo.
    Antonio María Flórez

    Me gusta

  5. Tú vas a triunfar. De lo que más me alegro de mis años de opositor es de no haber aprobado las oposiciones. Mi tesón se trasladó a otros campos, y después de los años doy gracias a la vida por suspenderlas. Hay caminos mucho más emocionantes y gratificantes. Adelante!!!

    Me gusta

  6. Esto es solo una piedra mas en el camino, pero las piedras aprendes a sortearlas, te levantas, curas las heridas y sigues. Y tu especialmente, se que tienes fuerzas y personas a tu lado que te van ha ayudar a pasar el trago, y continuar, animo Jose que esto no es el final, es el principio de una nueva etapa. Besos desde Zaragoza.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s