Las fiestas patronales de Esparragosa de Lares

fiestas_esparrag--300x180
La plaza de Esparragosa preparada para las fiestas

César Calderón, experto en comunicación política y gurú, decía en un tuit que la patria es el sofá de casa. No le falta razón pues es siempre el lugar donde uno se siente más cómodo y reconfortado. No obstante, no es, ni mucho menos, nuestra única patria. También tenemos la infancia. Ya escribió Rilke que ésta era la verdadera patria del hombre. Así, además del sofá de mi casa –cómodo a rabiar–, una de mis patrias es Esparragosa de Lares, porque de allí son mis primeros recuerdos.

13925004_510124419184449_8285356531323853193_n
Cartel de las fiestas del año 2016

Mi madre, maestra, conoció la provincia de Badajoz de destino en destino. Allá por finales de los ochenta, y embarazada de mi hermana, me llevó a vivir a la Siberia. Hospedados con la familia Altamirano Cerrato, además de muy buenos recuerdos, nos trajimos grandes amistades esparragosetas. No hace mucho escribí aquí de ellas, porque, en concreto, Marijose –y Paco– son ya casi de familia.

Disculpa que me vaya por las ramas, que, en realidad, venía a hablaros de las fiestas patronales de Esparragosa, que están siendo en estos días de agosto en que media España está de ferias.

Con gran riqueza paisajística y pegada a dos grandes mares de agua dulce –el pantano de La Serena y el del Zújar– Esparragosa es un pueblo acogedor, si no que te lo digan los forasteros que van a las fiestas de la Virgen de la Cueva, su patrona.

fiestas20--300x180
Imagen del festejo taurino

Si hay algo que destaca y que hace únicas estas fiestas son sus capeas con más de cien años de historia. Cuenta la gente del pueblo que antes traían los toros corridos desde la cercana finca de La Calderuela. Ahora llegan en camión, pero eso no ha borrado muchas de las particularidades de este festejo. Los chiqueros están en los corrales del Ayuntamiento y allí los encierran multitudinariamente todas las mañanas. Desde los corrales de la casa consistorial salen los astados a la plaza de España, que previamente ha sido reconvertida en plaza de toros por las peñas poniendo palos y maderas. En el centro del ruedo queda la fuente que formada por un pilón circular con gradas a su alrededor sirve de improvisado burladero a los valientes que corren y recortan al toro mientras los directores de lidia, generalmente unos novilleros que cubren el papel de los extintos maletillas, se encargan de poner las banderillas, colocar al morlaco y darle la estocada final. Además, como puedes suponer, todo transcurre en un ambiente festivo, amenizado por charangas y bandas y regado con ponche.

Como anécdota para los más taurinos, el último año que tuve ocasión de asistir, uno de los encargados de la lidia era el entonces novillero Jesús Diez “Fini”, ahora torero de plata de reconocido prestigio.

Si hoy o mañana, no tienes nada que hacer, andas cerca y te apetece, acércate, estoy seguro de que vas a pasarlo bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s