Un brindis por la Abacería Sierra & Mar

img_3998

Soy un enamorado de Isla Cristina, ese magnifico pueblo onubense con marisma y nombre de reina. Ojalá algún día me acepten como hijo adoptivo.

He pasado allí semanas enteras encerrado estudiando, cantando temas y repasando artículos. Ese tiempo se hizo siempre mucho más llevadero gracias a la Abacería Sierra & Mar y a su alma mater, mi amigo, Paco de los Santos. Allí encontré el esparcimiento necesario para aguantar las jornadas de estudio.

He escrito ya aquí sobre sus excelentes tapas y degustaciones. Os aconsejo, o más bien os ordeno, que si visitáis Isla os acerquéis y probéis una tapa de sardinas en escabeche, una degustación de bacalao ahumado, que son mis favoritas, o cualquiera que os recomiende el gran Paco.

La Abacería, además, tiene estilo e impronta, del techo cuelgan jamones de Cumbres Mayores y no bicicletas como en esos bares modernos y pretenciosos que proliferan en Madrid; es una suerte de recepción y de gran tablón de Facebook, donde charlar y pasarlo bien; y, un sitio donde sentirte como en casa con una Cruzcampo fresquita en la mano –en mi caso, sin alcohol, que como me gusta decir, después manejo maquinaria pesada–,

Recientemente, ha cumplido tres años abierta. Mi deseo es que sean muchos más. Jamás podré devolverle a Paco, su familia y su parroquia, el calor recibido. Vaya este post, como si fuese un brindis con Cruzcampo, por la Abacería Sierra & Mar y su gente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s