Te quiero mucho, abu

FullSizeRender (6)Te estás marchando poco a poco, como una vela que se apaga. Has resistido, como la mujer dura que siempre fuiste, a una enfermedad degenerativa que ha terminado postrándote en una cama y haciéndote necesitar respiración asistida. Sigo pensando que aún tan enferma me sientes a tu lado y notas mi cariño en la fase final.

Para mi hermana y para mi, tú has sido más que una abuela. Fuiste, además, madre a tiempo parcial cuando la nuestra trabajaba; maestra en las cuestiones de la vida que se solventan mejor con experiencia y sabiduría que con ecuaciones o fórmulas químicas; y, compañera de juegos y bromas.

Te llevo y te llevaré siempre conmigo. Te recordaré riendo y de buen humor. Te echaré de menos, muchas veces y con demasiada frecuencia. Me reiré con todas las anécdotas que acumulamos. No dejaré de utilizar tus múltiples expresiones, “viviendo y aprendiendo”, “ca´ joio va a su habio” y tantas otras. Seguiré tu ejemplo de trabajo y lucha.

No encuentro muchas más palabras, te quiero mucho, abu.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s