“MANOLETE” y el uso del estoque simulado

Artículo inicialmente publicado en la revista Don Taurino, editada por el Club Taurino Dombenitense con ocasión de las ferias de 2015.

Con una figura flaca y desgarbada, con un inconfundible perfil, con esa estampa de gran matador y una especial manera de moverse sobre el ruedo, Manuel Rodríguez “Manolete fue la figura taurina de los años cuarenta. Su influencia en el toreo es profunda y pesada. Ha contribuido, junto a Juan Belmonte, con su especial técnica, a sentar las bases de la tauromaquia moderna.31

El Cuarto Califa del Toreo dejó su impronta, esperando quieto al astado, con la muleta pegada a la cadera sin adelantarla, haciendo que el engaño tuviera lugar unos segundos después de que el morlaco hubiera pasado frente a su cuerpo. Pura genialidad taurina.

No obstante, la influencia de “Manolete” se ha dejado sentir también en otros aspectos. Así, debemos al diestro cordobés el uso del estoque simulado durante la faena de muleta. Anteriormente, los toreros llevaban consigo la espada de muerte y la empleaban en cuanto el toro se colocaba en la posición idónea para darle la última estocada.

images (2)El empleo del estoque simulado, que empezó siendo de madera y ha terminado siendo de materiales más ligeros, como la fibra de carbono, comenzó a generalizarse en el año 1.944. Un día después de obtener un rotundo triunfo en la corrida de la Prensa en Las Ventas con un “pinobarreiro”, “Manolete” sufrió un accidente de automóvil. Cerca de Buitrago, el coche cayó por un terraplén y el califa se lesionó la mano derecha. Esto le impedía actuar al día siguiente en Pamplona, al no poder sostener la espada. Se dispuso que actuara con un estoque de juguete hasta el momento de entrar a matar, pero el invento no llegó a utilizarse esa tarde porque el cordobés no podía ni sostener la muleta. No obstante, la idea se puso en práctica, poco después, en la Línea de la Concepción. A partir de ese momento, Manolete actuaría con un estoque falso y más ligero.

Este novedoso artilugio fue asumido rápidamente por la torería de la época. No obstante, el empleo del estoque fingido debía estar autorizado por un certificado médico. Así, la mayoría de las muñecas del escalafón comenzaron a estar permanentemente lesionadas y no era raro ver a los diestros con alguna mano vendada.

Actualmente, ya admitido su uso por la reglamentación taurina, su uso se ha generalizado, dada su comodidad y ligereza. En las últimas temporadas, tan sólo, el placentino Juan Mora utilizaba el estoque de muerte durante toda su faena de muleta.

En fechas recientes, mi amigo, Domingo Fernández Málaga, “Costillares, gran aficionado al mundo de los toros y a la 1345650777216fotografía taurina –no os perdáis durante esta feria su exposición, merece la pena– y uno de los principales inductores de mi afición, me comentaba que el abandono del uso del estoque de muerte durante la faena, no ha tenido una repercusión esencial. Sin embargo, matizó, muy aceradamente, que a veces los toreros pierden triunfos en la espera que tiene lugar entre el cambio de estoques, por la perdida de continuidad y ruptura de la emoción en la faena.

Esto último me hizo recordar una desapacible tarde de abril en Las Ventas, en una corrida con un ganado soso, manso y descastado, en la que empezaba a pensar que no había merecido la pena ir, y un abuelo, sentado a mi lado, nos explicó a su nieto y a mi, que la lidia es una unidad indivisible, empieza con el primer capotazo al toro que sale de chiqueros y termina con la última estocada. “Quien ve una corrida teniendo presente su unidad, así se verá con claridad lo que sucede en ella”, concluyó. Aquella tarde, al igual que muchas otras, mereció, aunque sólo fuese por un pequeño detalle, ir a la plaza.

 

El arroz caldoso del Bar Marinero

A los juristas nos encantan las clasificaciones. Valga como ejemplo que, para nosotros –los leguleyos–, los bienes son muebles o inmuebles, fungibles o no fungibles, públicos o privados, entre otras. Como proyecto de jurista que soy, establezco divisiones o clasificaciones hasta de las cosas más mundanas. Así, y en lo que aquí importa, el arroz puede ser caldoso o seco. Si eres de los amantes del primer tipo, te ruego que sigas leyendo con atención.

Antes de continuar, debo hacerte un advertencia, si te gustan exclusivamente los sitios pretenciosos, con mucho mantel y artilugio encima de la mesa, con platos enormes con comida solo en alguna de sus esquinas, quizás esta recomendación no vaya dirigida a ti. En cambio, si disfrutas de los sitios con encanto, te gusta el ambiente familiar, amas el buen producto y la cocina tradicional y valoras la calidad/precio, sigue leyendo con atención.

Frente a una de las lonjas más importantes de nuestro país –el pescado y el marisco bueno están asegurados–, en el Bar Marinero conviven, sobre todo en verano, marineros y pescadores con turistas conocedores de la Costa de la Luz. Entre fogones, la familia Vázquez se afana para ofrecer a sus clientes guisos típicos del lugar con un trato cercano, amigable y familiar. Y es que al “Marinero” no se llega consultando Tripadvisor o leyendo guías para foodies, sino que suele ser un higueretero el que te lo recomiende. Eso sí, una vez lo pruebas, será una de tus visitas obligadas cada vez que pases por Isla Cristina.IMG_5367

Podría extenderme con la descripción del arroz con marisco del Bar Marinero, pero prefiero que te deleites mirando la foto que acompaña el post y vengas a probarlo tu mismo. Sólo te diré que es muy sustancioso, como decía mi abuela, con un caldo que alimenta por si solo, con muchos bichos –cigalas, galeras, langostinos…– y en una ración mucho más que generosa. Es imposible que no repitas, y entonces notarás que el primer plato, más caldoso, era una delicia, pero que el segundo, pasados ya unos minutos, más meloso, es espectacular. Dejémoslo en este punto, porque estoy comenzando a salivar.

Es imprescindible, por si te animas a ir, llamar para reservar y encargar. Para ir abriendo boca, mientras esperas a que Manuel termine con alegría su guiso estrella, prueba su raya al pimentón, plato típico de la zona, o déjate aconsejar por Jesús y haz casos a alguna de sus recomendaciones. Riega la comida con un vino blanco del Condado. Y, de postre, un café y un chupito de amarguinha, para hacer la digestión. Todo por el módico precio de unos 15 euros por persona.

Os dejo que me ha entrado hambre y voy a ir a probar su montado de atún con tomate. Me ha comentado un isleño, empapan el pan en la salsa de tomate. ¡Cómo resistirse!

IMG_6128

Bar Marinero

Tlf: 959 332 144

Muelle Marina, S/N

Isla Cristina (Huelva)

Brevísima opinión sobre el potencial de las cooperativas y su integración.

No voy a descubrir la pólvora alabando las bondades del sistema cooperativo en el sector agropecuario. Es indudable que, con mercados cada vez más difíciles y globalizados, las cooperativas permiten a los agricultores y ganaderos aumentar su poder de negociación, mejorar la competitividad y favorecer su internacionalización.

No obstante lo anterior, considero que no haríamos la mejor explotación posible de las cooperativas si sólo las utilizásemos como medio para ganar competitividad y mejorar la posición negociadora de los agricultores con respecto a los clientes y los proveedores. Éstas deben aprovecharse, también, para generar sinergias entre distintos servicios o productores, aportar asistencia técnica –económico, financiera, jurídica…–, formar e informar a los socios, facilitar la introducción de nuevas técnicas y tecnologías y difundir conocimientos que mejoren la eficiencia productiva de las explotaciones asociadas.

Particularmente, en el caso extremeño –replicable a otra regiones– debe apostarse por la integración –de manera voluntaria– de las cooperativas de primer grado en cooperativas de segundo grado. Es esencial ganar tamaños y capacidades a lo largo de la cadena de valor. Así, es conveniente favorecer y alentar, sin imposiciones, las integraciones verticales y horizontales. Siendo conscientes de que alguno de nuestros problemas competitivos están relacionados con la escala de nuestras empresas y cooperativas. Nada nuevo bajo el sol.

Por último, y sin ánimo de extenderme, pienso que debemos, en muchos casos, dejar de fijarnos como marco referencial el mercado nacional, para establecer como punto de referencia el mercado comunitario y así aprovechar los múltiples beneficios que se derivan de nuestra integración europea. De esta forma, sería conveniente estudiar y valor las posibilidades de integración y colaboración con cooperativas de otros Estados Miembros. El sistema cooperativo debe hacer uso de las herramientas y resortes que el ordenamiento comunitario le ofrecen, para mejorar su competitividad en los mercados internacionales, sobre todo en el asiático y en el americano, y permitir la transmisión de tecnologías y técnicas entre productores de distintas regiones europeas.

Un cóctel con historia, la leche de pantera.

Soy de la generación del botellón. Empecé a tomar copas o, como dice uno de mis compadres, combinados, en plazas, polígonos o habitaciones de colegio mayor. Bebíamos lo más barato, sin valorar la calidad. Éramos jóvenes y las resacas eran una cosa de puretas. Inventamos un cóctel, sublime para nuestros inexpertos paladares, que preparábamos en un barreño, comprado en los chinos, con zumo de limón natural, lima, Ron Yacaré y azúcar, mucho azúcar.

Ha sido el tiempo, algún barman, buenos compadres o un antiguo casero que tenía una importante colección de cocteleras y tuiteaba sobre buenos tragos los que han ido influyendo poco a poco en el refinamiento de mi paladar y me han introducido, mínimamente, en el mundo de la coctelería. Papel especial en esta evolución ha tenido el mejor barman que conozco, empezamos juntos a beber Ponche Caballero con Coca-Cola y hemos terminado hablando sobre si es mejor la Nordés con Fever-Tree o con 1724 o sobre lo fuerte que va a pegar el vermú.

Si hay un cóctel que siempre me ha llamado la atención, sobre todo por su historia y leyenda, es la leche de pantera, la bebida mítica de la Legión. Este preparado etílico, cuyos ingredientes esenciales son ginebra, leche condensada y agua, está vinculado oficiosamente a los Tercios de la Legión.

Corren distintas versiones sobre su origen. La más poética asegura que fueron legionarios heridos, quienes en hospitales de campaña, comenzaron a mezclar leche condensada y alcohol de desinfectar.descarga (2)

Según la versión, con más glamour, su inventor fue Perico Chicote. A principios de los años veinte, el fundador de la Legión, Millán-Astray, encargo al dueño del Bar Chicote, local de moda en la Gran Vía madrileña que congregaba a las principales personalidades de la época y aún existente, una bebida que calmase la insaciable sed de sus soldados, con la consigna de que fuese nutritiva, barata y fácil de preparar. Así, Chicote, inspirado en la leyenda de que los soldados bebían el alcohol de los botiquines mezclado con leche, inventó este legendario cóctel. Por su parte, el nombre, según esta versión, procede de la cupletista Celia Gámez, cuya vida privada dio mucho que hablar. Supuestamente fue amante de Alfonso XIII y del propio, Millán-Astray.

Ha contribuido a la mitificación de esta bebida, los relatos que señalan que en las campañas africanas los caballeros legionarios añadían pólvora sacada de los cartuchos utilizados en sus operaciones. Además, otras versiones señalan que en las tabernas legionarias se añade ron, whisky y kiffi.

Aún no he tenido ocasión de probar la leche de pantera en una verdadera taberna legionaria, pero tengo localizada una en Madrid y prometo visitarla pronto y escribir una crítica aquí.

Cuestionario sobre los retos de la socialdemocracia a GUILLE CRESPO.

El invitado de hoy para responder el Cuestionario sobre los retos de la socialdemocracia es Guillermo Crespo.Guille es, para mi, una suerte de hermano mayor y maestro. Doctor en Derecho y ex-Director General de Medio Ambiente de la Junta de Extremadura. Dedicado en la actualidad a la asesoría y a la consultoría es estratégica, es un tipo brillante, 79845_1con mucha capacidad de análisis y con una gran imaginación para la resolución. Como no podía ser de otra manera sus respuestas no tienen desperdicio.

– ¿Cuáles son, en tu opinión, los principales retos de la socialdemocracia en la actualidad?

El principal reto al que se enfrenta la socialdemocracia es el de formular un modelo de economía sostenible y demostrarlo. Así, la bondad de este sistema frente al capitalismo sólo puede conseguirse por superación de aquél. Por tanto, el objetivo debe consistir en armar un modelo económico que sea autosuficiente y cuya finalidad no sea el enriquecimiento individual sino el equitativo. Y se entenderá como equitativo porque fomentará las oportunidades de enriquecimiento individual, al mismo tiempo que garantizará una vinculación social con efectos redistributivos por interés general. El elemento diferenciador está en la participación del Estado como ente superador y equilibrador de esas relaciones económicas, que habrá de incentivar la actividad empresarial, al tiempo que instaurar una nueva cultura de contraprestación a la sociedad que lo sustenta.

– ¿Cuáles deben ser las políticas que identifiquen a los partidos socialdemocratas frente a los partidos neoliberales o conservadores?

A mi modo de ver, los rasgos identificadores básicos de las políticas socialdemócratas tienen mucho que ver con el establecimiento de garantías mínimas para quienes se encuentran en situaciones desfavorecidas (culturales, económicas, sanitarias, etc.). Por tanto, lo que diferencia las políticas sociales frente a las demás opciones neocapitalistas estriba precisamente en que el objetivo es promover el desarrollo individual garantizando la igualdad de oportunidades y convirtiendo images (1)al Estado en garante de los servicios públicos esenciales (educación, sanidad, prestaciones por desempleo, vivienda, igualdad de sexo, etc.). No se trata de igualar por arriba sino de asegurar un mínimo de dignidad y seguridad básica para todos, tanto en el ámbito económico como en el educativo, cultural o sanitario.

– ¿Está respondiendo satisfactoriamente la socialdemocracia a los retos ambientales que se plantean (cambio climático, energias renovables…)? 

Todas las políticas que defienden intereses generales o incluso difusos requieren de amplios periodos de implantación. Eso explica que en el ínterin se produzcan fases o procesos evolutivos. Y por ello, respecto de las políticas medioambientales, la socialdemocracia ha pasado de sentir escepticismo ante aquellas reclamaciones de grupos ecologistas o partidos segmentados (y en ocasiones extremistas), a entender que es una demanda social universal. Es por eso que se haya pasado de ser meros observadores ante los movimientos reivindicativos, a una fase en la que se han asumido como propios e integrado en las políticas y pilares básicos de la socialdemocracia. Su actual plasmación en el desarrollo de políticas energéticas, de agua o de conservación de la biodiversidad confirman ya un alto grado de implicación aunque con aspiración de mejora.

– ¿Cuál debe ser el papel de las políticas medioambientales en el futuro de la socialdemocracia?

Las políticas medioambientales deben ocupar un papel importante en el diseño de la socialdemocracia del Siglo XXI. Pero lejos de caer en los tópicos o discursos políticamente correctos, entiendo que debe hacerse un ejercicio mucho más serio y científico de la interactuación entre el hombre y la naturaleza. Entre la sociedad y los recursos naturales. Entre el crecimiento económico deseado y la conservación necesaria. Hoy aún no nos encontramos en una fase madura de estudio y aplicación y ello hace que se caiga sistemáticamente en enfrentamientos del hombre frente a la naturaleza, el crecimiento económico frente a la conservación, o la adaptación frente al inmovilismo en sendas posturas. En mi opinión, el enfoque no debe ser el de no tocar para no afectar sino el de conocer hasta dónde se puede intervenir sin riesgo de dañar y sólo así podrán garantizarse crecimientos de verdad sostenibles.

– ¿Cómo debe darse cabida en los partidos socialdemocratas a los movimientos ecologistas? ¿hay posibilidad de integración o alianzas permanentes con los verdes?

En realidad, los grupos ecologistas ayudan a potenciar y centrar las políticas ambientales y por tanto cumplen mayoritariamente una función social deseable. No obstante, como cualquier otro colectivo de sensibilización social (feministas, movimientos LGTB, etc.) deben ser entendidos exclusivamente como tales, es decir, como una forma válida y parcial de participación social, y no como una forma representativa absoluta. Su traslado al ámbito parlamentario a través de partidos verdes, puede ofrecer nuevos campos de desarrollo para políticas de crecimiento económico sostenible. Y para ello entiendo que la fórmula más interesante habría de estructurarse con el pacto de programas concretos y específicos. Si los partidos socialdemócratas adoptan ese papel coordinador puede ver reforzadas y modernizadas sus líneas identificativas y permitir alianzas muy deseables a futuro.

Gracias, Guille por tu predisposición y colaboración con Un Jurista entre bambalin

El vacío del día después

Hoy no escribo por necesidad. Lo hago por obligación. Imaginándome en una ruidosa redacción con los gritos del redactor jefe atronando y reclamando mi columna porque la edición se cierra. Estimulante ejercicio para alguien que cuenta entre sus vocaciones frustradas la de periodista.

No puedo más que empezar agradeciéndoos a todos y todas vuestras llamadas y mensajes tras mi último post. Gracias.

Un Jurista entre bambalinas sigue creciendo, con vuestra ayuda. La temática ha venido marcada por las circunstancias y los acontecimientos, pues esto no deja de ser una bitácora personal. Los rumbos dibujados en cartas de navegación son bonitos, pero en el mar hay niebla, tempestades o vientos que te hacen modificar el trayecto.

Me gustaría hoy escribir, pero no puedo, sobre el sistema de fuentes y el recurso de casación –pero a quién le interesa eso–, sobre algún bar especial, sobre la Playa de la Gaviota, sobre las tarjetas de crédito y el dinero electrónico o sobre un amigo que quiere ser cirilero de La Mortaja. No me sale. Habrá tiempo y posts.

Si hay algo jodido, con perdón, tras el suspenso –y los lectores opositores lo sabéis– es el vacío del día después. No tener nada que hacer. Que no te estén esperando tus fieles temas. Que puedas leer, por ejemplo, durante horas sin tener remordimientos por no estar estudiando. Y en esas ando, amigos, intentando llenar el vacío mientras decido –la cabeza me va a estallar– qué hago. Se admiten propuestas y se aceptan consejos. Aprovecho, de nuevo, para ofreceros mis servicios profesionales como abogado o economista.

Cambiando de tercio –nunca mejor dicho– os recomiendo, una de mis lecturas de esta semana, Lupe, el sino de Manolete de Carmen Esteban, algo más que una biografía y que una historia de amor. Manolete y Lupe Sino fueron una pareja especial en un país puritano, pacato e hipócrita.

Disfrutad el fin de semana.

La vida es emífera

Manolete

Una amarga derrota

“La derrota no es ningún drama. Las victorias se paladean mejor si se intercalan entre algunos fiascos”

Juan Tallón

Ni me apetece, ni me siento con fuerzas para escribir mucho pero no quería dejar sin agradecer el cariño y el apoyo que muchos “bambalineros” –así se define ya algún lector habitual de este espacio– me habéis dado.

Ayer no pudo ser. Os explico rápido. Una oposición consiste en exponer –cantar en la jerga opositoril– los temas correspondientes a las bolas que te tocan en suerte –sin posibilidad de descartar ninguna– en los tiempos prefijados. Así, cuando llegue al cuarto tema de los seis que me había tocado, me despisté con el tiempo del crono, que no paraba de correr al tiempo que yo no paraba de escupir artículos y doctrinas, e hice el tema del título de crédito en siete minutos y medio en lugar de los doce prefijados. Si bien, mi ejercicio estuvo dentro del tiempo reglamentario y las sensaciones tanto mías como de mi preparadora eran buenas, el Tribunal me dio un 27 y me quede rozando el tan ansiado 30 que marca el aprobado.

Os engañaría, y no quiero, si os dijese que estoy contento. Estoy jodido pero animado de esta salgo. Perdí dándolo todo, con carácter y garra y las enseñanzas han sido muchas y se valorarán mejor pasado un tiempo. Hasta aquí puedo decir, que tampoco quiero hacer un striptease emocional.

Contaba, no hace mucho, mi admirado, Juan Tallón, en un delicioso artículo –del que procede la cita de cabecera –, sobre los éxitos y los fracasos, a cuenta de la derrota del Madrid con la Juventus, que tras coleccionar sobresalientes, el día en que suspendió una asignatura, acabo en el psicólogo. Yo, que acumule sobresalientes, matriculas e hice dramas con notables, tengo ahora que asumir este “fracaso”. Lecturas, playa, familia y amigos serán la receta.

No sé que será de mi en los próximos meses y tampoco voy a decidirlo de manera precipitada. Veremos. No obstante, si necesitáis un abogado bueno, bonito y barato, ya sabéis donde ando.

A todos y todas las que me habéis apoyado, dado ánimo, llamado y escrito, deciros que muchas gracias. Con vuestro calor las penas son menos. Disculpad que no os haya contestado con la presteza que merecéis, lo haré en los próximos días.

Y, sobre todo, GRACIAS, a mis padres, a mi hermana, a mis amigos incondicionales que siempre están, que afortunadamente son muchos y a mis preparadores –unos excepcionales mozos de espada– por el cariño, la confianza y las fuerzas.